¿Cómo conseguir que mi hijo no sea tímido?

 

como conseguir niño timido

A medida que van creciendo los niños se van enfrentado a situaciones que ponen a prueba su seguridad y confianza, el primer paso es la separación con los padres, ya sea por dejarlo con la niñera o en la guardería, luego sigue su inclusión social.La presión que le asusta pues es la primera vez que entablará relación con niños de su edad, todos esos momentos serán claves para su vida siendo fáciles de superar para algunos pero algo más complicado para otros, sobre todo para los niños tímidos.

Se creen, según algunos estudios, que los bebés naces con predisposición genética para ser tímidos, esto se ve en su comportamiento incluso recién nacidos, cuando son vigilantes, callados y poco adaptativos a situaciones nuevas suelen ser más susceptibles a ser niños tímidos más adelante.Si bien es una posible explicación es sabido que es el contexto familiar donde crece el pequeño el que determina en gran medida su comportamiento social, conflictos en la familia, irregularidad en la crianza o hasta hermanos dominantes pueden generar la ansiedad social que hacer a los pequeños tímidos.

¿Cómo reconocer a los niños tímidos?

Los niños tímidos prefieren estar rodeados siempre de personas conocidas, son poco abiertos a hacer nuevas amistades y tienden a ser muy callados. Cuando están con otros niños no suelen ser muy participativos, prefieren estar solos y tienden a mostrarse temerosos ante todo lo que  les es desconocido

¿Cómo ayudar a los niños tímidos?

La timidez es algo que el niño debe afrontar solo, sin embargo existen formas de ayudarle para que superarlo sea más sencillo o para que, si bien sigan siendo niños tímidos, esto no afecte su desarrollo social a futuro.

Apoyo: Es fundamental para los pequeños no sentirse solos, acompañarles y brindarles apoyo en cada momento estresante de su vida les hará tomar confianza en sí mismos y sentirse un poco más cómodo frente a las nuevas experiencias.

No forzarlo: No se debe intentar obligar al pequeño a relacionarse, él lo hará cuando se sienta preparado y con las personas que se sienta cómodo, tampoco debe ser juzgado por su actitud o señalado por otros, pues esto solo hará que sea más retraído.No sobreprotegerlo: Si bien debe demostrársele el apoyo siempre, no se debe correr a socorrerlo cada que se sienta un poco asustado frente a la interacción social, él debe enfrentar ciertas etapas y lo padres están obligados a permitir que lo hagan por su propia cuenta, diciéndole siempre lo orgullosos que están de sus logros y cuanto confían en sus capacidades.

Generar oportunidades de interacción: No hay que forzar los encuentros pero si crear oportunidades para que el pequeño interactúe con otros, asignarle tareas específicas en dichos encuentros le hará sentirse útil y le proporcionará la seguridad de tener algo que hacer, si son cenas en casa.

Por ejemplo, se le puede pedir que indique a los invitados donde está la mesa o donde dejar sus abrigos y bolsos, que invite a los niños más pequeños a hacer alguna actividad que él lideré, generalmente interactuar con niños menores le hace sentirse más confiado o cualquier otra tarea, con el tiempo se sentirá más cómodo y podrá relacionarse con más facilidad.

Navegación de la entrada